Conexión a Internet lenta: no dejes que arruine tu ocio-teletrabajo, te cuento cómo arreglarla

Si tienes una conexión a Internet lenta y no sabes qué hacer para arreglarlo no te preocupes, en este artículo voy a compartir contigo una serie de consejos que te serán de gran ayuda, y que podrás poner en práctica aunque no tengas conocimientos avanzados.

Para que este artículo resulte útil para todos nuestros lectores hemos agrupado consejos sencillos junto a otros un poco más complejos, todo con el objetivo de que tantos nuestros lectores con menos experiencia, como aquellos más versados, pueden encontrar recomendaciones útiles e interesantes.

Como siempre, si tenéis cualquier duda podéis dejarla en los comentarios. Empezamos.


1.-Conexión a Internet lenta y la ubicación del router

Si te conectas a Internet a través de una red Wi-Fi debes tener en cuenta que la distancia y los obstáculos influyen, y mucho, en el rendimiento, el alcance y la estabilidad de esta.

Por ejemplo, imagina que quieres conectarte vía Wi-Fi desde la terraza de tu casa, o desde el jardín, pero tienes el router en una habitación que está muy lejos de ambos destinos. La señal no solo tiene que recorrer una gran distancia, sino que además tendrá que superar muros y otros obstáculos, así que es probable que apenas llegue, y que el rendimiento sea deficiente.

Una conexión a Internet lenta producirá por la ubicación del router se puede solucionar fácilmente:
Cambia de posición el router y acércalo a las zonas a las que quieres que llegue mejor la señal.
Deja puertas y ventanas abiertas, y elimina obstáculos cercanos que puedan producir interferencias.
Utiliza un repetidor Wi-Fi para ampliar el alcance de la señal.
Prueba a utilizar la banda de 2,4 GHz (Wi-Fi N) si tu router no hace el cambio automáticamente.

2.-Conexión a Internet lenta: la importancia del estándar Wi-Fi

Los routers actuales utilizan el estándar Wi-Fi 5, que trabaja en la banda de 5 GHz y ofrece una mayor velocidad de transferencia, una estabilidad superior y una experiencia de uso al trabajar con varios dispositivos de forma simultánea.

Debemos asegurarnos de que estamos utilizando dicho estándar, ya que ofrece el mejor valor en términos de rendimiento. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el Wi-Fi 4 es la mejor opción cuando nos encontramos lejos del router, ya que tiene un alcance mayor, así que no debemos descartarla por completo. Ya lo hemos comentado en el apartado anterior.

También debemos evitar el uso de estándares antiguos (anteriores a Wi-Fi 4), ya que pueden ralentizar por completo toda nuestra red y dejarnos con una conexión a Internet lenta sin explicación aparente.

La mayoría de los dispositivos y equipos actuales utilizan los estándares Wi-Fi 4 y Wi-Fi 5, así que no deberías tener problemas en este sentido. Con todo, si conservas algún dispositivo por coleccionismo que utiliza el estándar Wi-Fi 3 o uno anterior ten en cuenta que activar la compatibilidad con dicho estándar tendrá un gran impacto en la velocidad de tu conexión a Internet.

3.-Conexión a Internet lenta: puertos, canales y tecnologías

El tema de los puertos abiertos y las incompatibilidades ha mejorado enormemente con el paso del tiempo, tanto que los sistemas actuales no suelen dar problemas relacionados con los puertos a la hora de jugar online, ni de navegar por Internet o al utilizar ciertas aplicaciones, ya que basta con aquellos que vienen abiertos por defecto.

A pesar de todo, si tienes un router relativamente antiguo y experimentas problemas de rendimiento debes contactar con el soporte técnico de cada juego o aplicación y consultar si necesitas abrir algún puerto adicional. Esto puede ayudarte a resolver problemas importantes, pero no lo hagas a ciegas, ya que puedes acabar comprometiendo la seguridad de tu router.

Cambiar el ancho del canal es, también, otra opción que puede ayudarte a mejorar el rendimiento, especialmente a la hora de cubrir largas distancias. En los routers más actuales lo normal es encontrar anchos que van de los 20 MHz a los 40 MHz, pero podemos elevarlo por ejemplo hasta los 80 MHz sin problema. Con ese aumento en conexiones Wi-Fi 5 mejoraríamos el rendimiento en los dispositivos que se encuentran a mayor distancia del router.

Por último no debemos olvidarnos del papel que juegan las tecnologías avanzadas que incluyen los routers actuales. En este sentido, QoS es una de las más importantes, ya que prioriza el tráfico y garantiza que los servicios más exigentes tendrán el ancho de banda que necesitan en todo momento.

4.-Conexión a Internet lenta: configuración y seguridad

La seguridad es fundamental para disfrutar de una buena experiencia de uso y evitar la entrada de intrusos que puedan consumir el ancho de banda de nuestra conexión a Internet. Si esto ocurre, tendríamos una conexión a Internet lenta, un problema que podemos superar siguiendo los consejos que os dimos en este artículo.

También es buena idea revisar la configuración, cables incluidos, y comprobar que todo está tal y como debería. Así, deberías mirar que la configuración del router es correcta en todos los sentidos, incluyendo estándares activos y demás, y que los dispositivos que estás utilizando son compatibles con los ajustes que has elegido.

Si tienes problemas intermitentes pero todo parece estar bien es buena idea contactar con tu proveedor de Internet, ya que puede que tengan problemas de servicio temporales. Otra opción interesante es recurrir al solucionador de problemas de Windows 10, que busca errores, modificaciones y fallos que puedan estar afectando a tu conexión a Internet, y los resuelve automáticamente.

Por último, aunque no por ello menos importante, también es buena idea hacer un análisis en busca de malware y cerrar aplicaciones en segundo plano.

5.-Conexión a Internet lenta: antenas, reinicio y actualización del router

Si nada de lo anterior ha funcionado no te preocupes, todavía tenemos algunos recursos. Uno de ellos es muy sencillo, si tu router tiene antenas externas prueba a orientarlas hacia los lugares de tu hogar u oficina en los que quieres mejorar la velocidad y el alcance de la señal Wi-Fi.

Podemos fijar una regla general, y es que lo ideal es que las antenas se encuentren mirando hacia arriba y con una ligera inclinación hacia el lugar al que queremos que llegue mejor la señal.

Otra cosa que puede ayudarnos es reiniciar el router. No pasa nada por tenerlo siempre encendido, pero un reinicio completo puede resolver problemas y solucionar pérdidas de rendimiento. Debemos desconectarlo de la corriente durante un minuto.

Por último es recomendable buscar actualizaciones de firmware, ya que estas pueden traer mejoras a nivel de rendimiento y nuevas funciones interesantes.

Publicado por Alberto Marín Rubio

Técnico informático, apasionado del Hardware y de la buena música.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: